Radiotelescopio de 40-m del Observatorio de Yebes
LLAMADA A LA PARTICIPACIÓN
El Observatorio de Yebes ofrece una fracción de tiempo de observación del radiotelescopio de 40-m en modo antena única para el primer semestre de 2019 (1 de febrero a 31 de julio de 2019).
Recepción de propuestas: desde el 12 de noviembre (0h, CET) al 9 de diciembre (23h59m, CET) de 2018.
Instrumentación ofrecida: banda C (6.6 GHz), banda K (21-25 GHz) y banda Q (41-49 GHz). Las observaciones en las bandas K y Q pueden realizarse simultáneamente cubriendo un ancho de banda instantáneo de 9 GHz en banda Q y 2.5 GHz en banda K con una resolución espectral de 38 kHz. Las observaciones en banda C están limitadas a un ancho de banda de 500 o 100 MHz (resoluciones espectrales de 30 o 6.1 kHz) centradas en 6.6 GHz.
Como parte de las mejoras técnicas impulsadas por el proyecto ERC-Nanocosmos (ERC-2013-Syg-610256-NANOCOSMOS), se planea expandir el ancho de banda instantáneo a 18 GHz en banda Q. Esperamos que esta mejora esté disponible desde el 1 de febrero de 2019.
Nota.- Solo son posibles observaciones en modo espectral. Observaciones en el continuo solo son posibles para apuntado y enfoque del telescopio.
El personal del Observatorio de Yebes y del OAN podrá ayudar en la elaboración de las propuestas y realización de las observaciones, según cada caso individual.
Más detalles – Cómo enviar mi propuesta.
by C. Albo
by C. Albo
by C. Albo
by C. Albo
by J.R. Pardo
by J.R. Pardo
by M. Santander
by M. Santander
by P. de Vicente
by P. de Vicente
by P. de Vicente
by P. de Vicente
Radiotelescopio de 40 m del Observatorio de Yebes
Situado en el término municipal de Yebes, Guadalajara, a unos 1000 m de altitud, es uno de los instrumentos desarrollados por el Centro de Desarrollos Tecnológicos del Instituto Geográfico Nacional (IGN, Ministerio de Fomento). El telescopio comprende una antena parabólica de 40 metros de diámetro con óptica Nasmyth-Cassegrain y está diseñado para la observación astronómica en un amplio rango de frecuencias: desde 2 a 100 GHz, aproximadamente.
El radiotelescopio viene participando muy activamente en observaciones interferométricas de muy larga línea de base (VLBI), siendo un elemento importante de varias redes de interferometría, como EVN, GMVA, IVS y RadioAstron En estas observaciones, varias antenas observan simultáneamente el mismo objeto astronómico con el fin de obtener una gran resolución espacial y una gran precisión en la medida de la distancia de las líneas de base, es decir, la separación entre los distintos telescopios de la red. Esta técnica es fundamental para estudios del universo profundo, de regiones de formación estelar y de estrellas evolucionadas. Asimismo, es posible utilizar esta técnica para realizar estudios de interés geodésico, por ejemplo para medir la deriva continental o el movimiento del polo terrestre.
El radiotelescopio está siendo optimizado ahora para, además, poder llevar a cabo observaciones en modo de antena única. Este tipo de observaciones permiten estudiar, principalmente, las regiones más frías de nuestra galaxia, entornos donde se da el nacimiento y la muerte de las estrellas, a través de la emisión molecular, y regiones sometidas a la radiación estelar, como regiones HII, a través de las líneas de recombinación del hidrógeno y del helio. Las longitudes de onda de operación del telescopio complementan aquellas de otros telescopios de antena única de alta sensibilidad, como el IRAM 30m y APEX, y de los interferómetros de última generación, como ALMA, NOEMA y SKA.